Publicado en ataque a ciclista, Perro, personas responsables, Responsabilidad penal

Ciclista atacado por perro

Audiencia Provincial de Girona, sentencia 43/2000, de 28 abril (penal)

Hecho: perro pastor alemán que ataca a un ciclista, sin haberlo molestado.

Cuestiones jurídicas: responsabilidad penal de dueño del animal y de su custodio. Concepto de animal fiero

“En cuanto a la propiedad del perro, se ha demostrado que vive en la casa de la denunciada, y aunque pueda pertenecer a su marido, el precepto penal en el que se funda la condena no sólo castiga al dueño del animal, sino también a quien se encarga de su custodia. De las declaraciones de aquélla en el acto del juicio oral resulta que es ella quien habitualmente se encuentra en la casa, trabajando fuera su marido. Por tanto, normalmente es ella quien custodia al perro, sin perjuicio de que el propietario pueda ser su marido y compartir la custodia con él. Por tanto, es plenamente aplicable el artículo del Código Penal en el que el juzgador de primer grado ha fundado la condena”. (FD 2)

“En lo que se refiere a si el denunciante fue atacado por el perro custodiado por la denunciante o por otro distinto, de las declaraciones en el juicio oral no sólo del denunciante sino también de los agentes de la Policía Autonómica que acudieron a la casa de la recurrente, se desprende con toda claridad que el primero, tras ser atacado por el perro, lo siguió y vio que entraba en casa de la denunciante, y que lo reconoció de forma categórica cuando se presentó en ella acompañado por los expresados agentes, por lo que la identificación del animal agresor ha sido clara y se encuentra fuera de toda duda.” (FD 3)

Por último, en lo atinente a que el perro pastor alemán que atacó al denunciante no es un animal feroz o dañino, tal y como exige el art. 631 del Código Penal como de forma reiterada ha señalado la jurisprudencia de múltiples Audiencias Provinciales, si bien en ciertos casos, atendiendo al animal de que se trate, tales caracteres son obvios, en otros, como sucede con los perros, no puede excluirse «per se» esta consideración por el solo hecho de que sean animales domésticos o de compañía (sentencias de la Audiencia Provincial de Jaén de 19 de octubre de 1999, de la de Murcia de 6 de septiembre de 1999  ; de la Sección Segunda de la de Baleares de 30 de julio de 1999; de la Sección Segunda de Las Palmas de 24 de julio de 1999; de la Tercera de Vizcaya de 19 de julio de 1999, o de la Tercera de Zaragoza de 30 de junio de 1999, entre otras muchas). Es público y notorio que perros de ciertas razas son por sí mismos animales feroces y dañinos e incluso respecto de otras razas, la propia actuación del animal pone de relieve su fiereza o su potencial dañoso. Ello ha ocurrido en el presente caso en que el can, sin ser molestado por el denunciante, que circulaba en bicicleta, lo atacó causándole daños en la ropa que portaba.” (FD 4)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s