Publicado en Bicicleta, carga de la, piezas defectuosas, productos defectuosos, Prueba, Responsabilidad contractual

Caída por pieza defectuosa de la bicicleta. Carga de la prueba

Audiencia Provincial de Sevilla, sentencia 2006, de 15 marzo (civil)

Hechos: caída de un menor por rotura de piezas defectuosas en bicicleta

Consideraciones jurídicas: Prueba, carga. Producto defectuoso. Responsabilidad, nexo causal

“La causa del accidente es la rotura de una pieza colocada por el hoy apelante, concretamente la horquilla delantera de una bicicleta que por sus características y presentación previsiblemente estaba destinada a ser usada en condiciones de cierta dureza. No existen ni siquiera indicios claros de que el usuario utilizara inadecuadamente la misma o sometiera a la bicicleta o a la pieza a condiciones ajenas por completo al uso previsible de la misma, no pudiendo exigirse por otra parte a quien compra un producto que pruebe que no hizo un uso anormal del mismo por tratarse de un hecho negativo de imposible o muy dificultosa acreditación, siendo por el contrario al suministrador al que corresponde probar con la necesaria certeza ese uso anómalo o inapropiado del producto. De hecho está acreditado que el accidente se produce cuando se circulaba sobre un terreno llano y plano. Parece difícil por otro lado que dada la escasa edad del usuario de la bicicleta en el momento del accidente y las limitaciones de velocidad que de por sí tiene un transporte de este tipo, dicho usuario tuviera las condiciones físicas precisas para someterla a fuerzas de tal entidad que excedieran de todo cálculo razonable al fabricar la pieza mencionada. Pero no solo no existen indicios de un uso anormal de la bicicleta que exceda de todo posible cálculo de seguridad a la vista del uso al que previsiblemente se destinaba la misma, sino que por el contrario se ha acreditado que el apelante sustituyó la pieza original por otra que no consta que estuviese homologada para ese modelo de bicicleta ni autorizada en modo alguno por el fabricante de la misma, habiendo declarado los peritos que han intervenido en el litigio que la inadecuación de la pieza al modelo puede ser precisamente causa de rotura de la misma. Por tanto, valorando en su conjunto los elementos citados, debe de considerarse como hecho cierto que la horquilla que se rompió era un producto defectuoso de acuerdo con la definición que del mismo da el artículo 3 de Responsabilidad civil por los Daños causados por Productos Defectuosos. Ha de considerarse igualmente acreditado por ello el defecto, el daño y la relación de causalidad entre ellos como exige el artículo 5 de la Ley , sin que por otro lado se haya acreditado la concurrencia de ninguna de las causas de exoneración previstas en el artículo 6 de dicho texto legal, ni tampoco la culpa del perjudicado que prevé el artículo 9”. (FD 2)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s