Publicado en ancianidad, Circulación, concurrencia de causas, Culpa, principio de seguridad, reparto de culpas, Responsabilidad

Ciclista atropellado por conductora negligente. Ancianidad y Concurrencia de culpas

Audiencia Provincial de Islas Baleares, sentencia 556/2006, de 28 diciembre (civil)

Hechos: accidente de ciclista de 84 años al ser adelantado por conductora negligente

Consideraciones jurídicas: conducción, principio de seguridad. Responsabilidad, concurrencia de culpas, ciclista 50%

“Pues bien, analizados detenidamente todos los elementos objetivos obrantes en autos, y las circunstancias personales y edad de los conductores intervinientes, este Tribunal NO puede compartir las conclusiones del Juzgador de instancia, desestimatorias de la demanda, y en cambio entiende que se da concurrencia de culpas, en la entidad y aportes causales que se dirán, en la causación del siniestro.

La falta de diligencia exigible a la conductora del turismo, según las circunstancias de personas, tiempo y lugar, del caso concreto, viene integrada por no respetar las medidas de seguridad respecto del ciclista, ni de separación suficiente para evitar la colisión o el roce, máxime al estar señalizada la calzada por doble línea continua y que, para no colisionar, debió ser invadida a tenor la anchura (3 mts), según es de ver en croquis del f. 23, y datos del vehículo (1’98 mts -f. 48), con más la anchura del cuerpo, pedales y manillar de la bicicleta, tal como se deduce del reportaje fotográfico acompañado (gf. 24 a 37 de autos) y del lugar o punto donde se produjo el leve contacto durante el adelantamiento indebido, por aproximarse demasiado al ciclista en vía urbana (lo que pudo desvirtuar la conductora, incompareciente al juicio a pesar de haber sido citada personalmente) (…) y por el hecho de que se atrevió a rebasar sin anchura suficiente, lo que indica que no extremó la diligencia precisa al aproximarse a un ciclista, de 84 años de edad, infringiendo el principio de seguridad, a seguir ante niños y ancianos.

Por demás, (…) la testigo Srª Cristina manifestó que “el coche adelantó, el señor le miró y dio al coche”, “el Señor se cayó, o se sorprendió, y perdió el control al mirar”, que “cree que el coche no asustó al señor”, que “había distancia suficiente para adelantar”, que “ambos iban despacio”, que “hubo un golpe, pero de la bicicleta al caer, cuando le estaban adelantando”.

Consiguientemente, la conductora del vehículo-turismo “Ford-Focus” ha infringido los artículos 9.2, 11.1, 11.2, 19.1 y 20.2, y 34.4 y 37 del R.D.L 339/1990 , y concordantes del R.D 13/1992 de Reglamento General de Circulación y Ley 19/2001 , y se le adjudica un aporte causal en la producción del siniestro, del 50%.

Por otra parte, la falta de diligencia exigible al ciclista, según las circunstancias de personas (su avanzada edad), tiempo y lugar, del caso concreto, viene integrada por falta o insuficiencia de facultades para una conducción adecuada, y sin riesgos, una bicicleta por vía urbana de elevado tráfico, bastando que, bien por problemas de atención, vista y/o serios de audición (que quedaron constatados durante el juicio), al ser rebasado fuere sorprendido de tal manera que le turbó la conducción, el equilibrio y la estabilidad, a plena luz del día, calzada limpia y pavimento en buen estado (véase declaración Sr. Plácido ante la Policía Local), y no percatarse de la inminente llegada del turismo, titubeando y desequilibrándose (testifical Sra. Cristina ) por movimiento extraño al girar la calzada hacia el vehículo que le rebasaba. Cierto es que, con disminución clara de facultades, no debería circular sobre bicicleta por vía urbana de tráfico normalmente fluido, pero también lo es que lo había hecho sin problemas hasta el acaecimiento del siniestro, y que con anterioridad no utilizaba muletas.

Consiguientemente, el ciclista ha infringido los arts 9.1, 9.2 y 11.2 del R.D.L 339/1990, y artº 42.3 de la Ley 43/1999 , y se le adjudica un aporte causal en la producción del siniestro, del 50%. (En el mismo sentido, las Sentencias de esta Sala de fechas 4-noviembre-2005, 17-enero-2003, 19-enero- 2006, entre otras); por lo que la indemnización total resultante debe ser reducida a su mitad”. (FD 3).

Anuncios

Un comentario sobre “Ciclista atropellado por conductora negligente. Ancianidad y Concurrencia de culpas

  1. Esta sentencia es una manifestación más del desprecio judicial al ciclista. El hecho de tener 84 años le desacredita para desplazarse por ciudad en bicicleta. Es embestido por atrás, sin respetar la conductora la distancia adecuada y exigen que el ciclista no titubee. De manera increíble la Audiencia decide una concurrencia de culpas al 50%. Lo más grave es que el juez de primera instancia de Ibiza declaró la exclusiva culpa del ciclista, absolviendo de todos los pedimentos a la conductora y condenando en costas a la víctima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s