Publicado en Bicicleta, indirecta o de probabilidad, piezas defectuosas, productos defectuosos, Responsabilidad contractual

Accidente de bicicleta por piezas defectuosas. Prueba indirecta

Audiencia Provincial de Salamanca, sentencia 65/2007, de 14 febrero (civil)

Hechos: accidente de ciclista con daños en la bicicleta inferidos de testimonios y experiencia.

Consideraciones jurídicas: prueba indirecta y de probabilidad

“Partiendo, pues, de que no es posible obtener una certeza científica al 100% de la realidad de los daños o microfisuras en la fibra de carbono, no es lógico desestimar la demanda por esa duda probatoria. Sino que lo procedente será examinar la prueba practicada en orden a determinar si por la vía de la prueba indirecta del art. 386 L.E.C . pueden inferirse según el normal criterio humano como probados esos daños. (…).

El juicio de inferencia ex art. 386 L.E.C . es, pues, obligado, en el sentido de que si tras un accidente como el de autos es científicamente muy probable que el cuadro de la bicicleta del actor tenga daños o microfisuras que aconsejan su sustitución por razones de seguridad debe concederse dicha sustitución, a la que no obsta la pericial de la demandada que solo puso en duda la realidad de unos daños, realidad que como dijimos al principio es imposible en cuanto costosísimo obtener al exigir una prueba científico-radiográfica a realizar nada menos que en un país extranjero, en Italia”. (FD 2)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s